Preocupación por la sismo resistencia de las construcciones del país.

Después de lo ocurrido en México, donde dos devastadores terremotos, uno de 8.2 en la escala de Richter, el 7 de septiembre y solo 12 días después uno de 7.1 el 19 de septiembre, surge una gran preocupación por la sismo resistencia de las construcciones del país.

Colombia está expuesto a la ocurrencia de sismos, ya que en la costa pacífica se encuentra con la placa de Nazca y por el atlántico converge con la placa del Caribe y con la placa Suramericana. Uno de los terremotos que más fuerte ha golpeado al país fue el ocurrido el 25 de enero de 1999 en el eje cafetero con una magnitud de 7.1, el cual produjo un catastrófico resultado, ya que hubo muchas pérdidas humanas, así como enormes pérdidas materiales.

El Servicio Geológico Colombiano, manifestó que por su ubicación y cantidad de habitantes, la zona pacifico es la más vulnerable y también lo son las cordilleras centrales.  No se descartan las grandes ciudades ya que hay muchas construcciones de invasión que claramente no cuentan con estructuras sismo resistentes.

El Gobierno nacional expidió el Reglamento Colombiano de Construcciones Sismo Resistente NSR-10, mediante el Decreto 945 del 05 de junio de 2017, en el cual se especifica toda la normatividad actual para las nuevas construcciones, con el fin de reducir al máximo el impacto de una eventual amenaza sísmica.

Según este reglamento, las columnas y vigas de amarre deben construirse en concreto y en su interior deben llevar varillas de acero similares a una canasta o celda. Las columnetas deben tener estructuras tipo anillos que las amarren y se deben colocar cada uno a cinco centímetros aproximadamente. En el ángulo que se forma con la unión de las vigas y columnas, los anillos estarían más unidos para evitar desprendimientos en la estructura.

En Japón en el año 2005, cerca de 156 países incluido Colombia, aprobaron lo que se denominó la Declaración de Hyogo donde se dispuso reducir el riesgo de desastre en el sector de la salud. Se promovió el objetivo “hospitales a salvo de desastres” para que estos sean construidos con un grado de resistencia que fortalezca su capacidad para seguir funcionando en situaciones de desastre, especialmente las que proporcionan atención primaria de salud.

La importancia de la aplicación de este reglamento, es la posibilidad de salvar la mayor cantidad de vidas, ante cualquier tipo de desastre, ya que en el país se ha visto la capacidad destructiva de la naturaleza en construcciones que no contaban con estructuras sismo resistentes.

2,452 total views, no views today