Precios del Metro Cuadrado en Bogotá: Análisis y Tendencias del Mercado Inmobiliario 2024

La ciudad de Bogotá, con su vibrante cultura, economía en crecimiento y diversidad arquitectónica, ha capturado la atención de inversionistas y residentes por igual. En el corazón de esta ciudad, el mercado inmobiliario se convierte en un reflejo de su dinamismo y evolución. Comprender los precios del metro cuadrado en Bogotá no solo es crucial para quienes buscan comprar o vender propiedades, sino también para aquellos interesados en las tendencias económicas y sociales que moldean la capital colombiana.

Valor del metro cuadrado por barrio en Bogotá 2024

El valor del metro cuadrado en Bogotá oscila significativamente, dependiendo de la zona y las características del inmueble. En 2024, el promedio general se sitúa alrededor de los $4.700.000/m².

A continuación te presentamos el precio promedio del metro cuadrado, explorando las diversas zonas de la ciudad:

Norte:

  • Usaquén: Un sector exclusivo con un precio promedio de $8.100.000/m².
  • Chapinero: Entre $6.200.000/m² y $7.500.000/m², dependiendo del barrio.
  • Gatineau: Un precio promedio de $5.800.000/m².
  • Cedritos: Entre $5.500.000/m² y $6.800.000/m², dependiendo del sector.

Centro:

  • La Candelaria: Un rango de precios entre $4.500.000/m² y $7.000.000/m², dependiendo del barrio y la edificación.
  • Teusaquillo: Un precio promedio de $5.400.000/m².
  • Santa Bárbara: Entre $6.000.000/m² y $7.200.000/m², dependiendo de la zona.

Sur:

  • Bosa: Un precio promedio de $3.500.000/m².
  • Kennedy: Entre $3.800.000/m² y $5.000.000/m², dependiendo del sector.
  • Tunjuelito: Un precio promedio de $4.200.000/m².

Occidente:

  • Engativá: Entre $4.000.000/m² y $6.500.000/m², dependiendo del barrio.
  • Fontibón: Un precio promedio de $4.800.000/m².
  • Suba: Entre $4.000.000/m² y $5.500.000/m², dependiendo de la zona.

Factores que influyen en el precio del metro cuadrado en Bogotá

  1. Ubicación y Estratificación Socioeconómica

Uno de los principales factores que determinan el precio del metro cuadrado en Bogotá es la ubicación. Barrios como El Chicó, Rosales y La Cabrera en la zona norte de la ciudad presentan algunos de los precios más elevados debido a su exclusividad, seguridad, y accesibilidad a servicios de alta calidad. Por otro lado, sectores emergentes en el sur y occidente, aunque con precios más accesibles, están experimentando un incremento en el valor del metro cuadrado debido a proyectos de renovación urbana y mejoras en la infraestructura.

  1. Desarrollo Urbano y Proyectos de Infraestructura

El desarrollo urbano y los proyectos de infraestructura también juegan un papel crucial en la valorización del metro cuadrado. La construcción de nuevas vías, centros comerciales, y el mejoramiento del transporte público pueden transformar un área previamente menospreciada en un punto de interés inmobiliario. Un claro ejemplo de esto es la expansión del sistema de TransMilenio y la futura implementación del metro de Bogotá, que están proyectados para mejorar significativamente la conectividad de la ciudad. Estos desarrollos no solo facilitan el desplazamiento dentro de Bogotá, sino que también revalorizan las zonas aledañas a las nuevas estaciones y rutas.

  1. Oferta y Demanda del Mercado

El equilibrio entre oferta y demanda es otro determinante clave en los precios del metro cuadrado. En áreas con alta demanda y oferta limitada, los precios tienden a subir. La oferta de nuevas construcciones y el número de propiedades disponibles en el mercado pueden influir directamente en el precio. En los últimos años, Bogotá ha visto un aumento en la construcción de viviendas multifamiliares y proyectos de uso mixto, lo cual ha impactado tanto la oferta como los precios.

  1. Factores Económicos y Políticos

La economía nacional y las políticas gubernamentales también tienen un impacto significativo. La estabilidad económica, las tasas de interés, y las políticas de vivienda asequible pueden influir en la capacidad de compra de los residentes y en la inversión extranjera. Cambios en la legislación, incentivos fiscales y subsidios de vivienda también juegan un rol en la fluctuación de los precios del metro cuadrado.

Tendencias recientes en el gran mercado inmobiliario de Bogotá

En los últimos años, el mercado inmobiliario en Bogotá ha mostrado varias tendencias notables como los diseños de proyectos de interiores. Estas tendencias reflejan tanto las condiciones económicas generales como los cambios específicos en la ciudad.

Aumento en la Demanda de Vivienda Sostenible

Una de las tendencias más destacadas es el creciente interés en viviendas sostenibles y ecológicas. Los compradores actuales, especialmente los más jóvenes, están cada vez más conscientes de la importancia de la sostenibilidad. Esto ha llevado a un aumento en la construcción de edificios con certificaciones LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) y el uso de tecnologías verdes.

Expansión hacia la Periferia

La expansión urbana hacia la periferia de Bogotá ha sido una tendencia significativa. Con el centro de la ciudad cada vez más congestionado y caro, muchas personas y desarrolladores están mirando hacia los suburbios y áreas menos desarrolladas. Este movimiento ha sido facilitado por mejoras en la infraestructura de transporte, que han hecho que vivir fuera del centro sea más viable.

Diversificación del Tipo de Propiedades

El mercado también ha visto una diversificación en el tipo de propiedades disponibles. Mientras que las casas unifamiliares siguen siendo populares, ha habido un aumento en la construcción de apartamentos, lofts y propiedades de uso mixto. Esta diversificación responde a las necesidades de una población diversa que incluye desde jóvenes profesionales hasta familias y jubilados.

Explorando las zonas clave del mercado inmobiliario en Bogotá

Zona Norte

La zona norte de Bogotá sigue siendo una de las más cotizadas. Barrios como El Chicó, Rosales, La Cabrera y Santa Bárbara ofrecen propiedades de alta gama, con precios que reflejan su exclusividad y calidad de vida. La presencia de embajadas, oficinas corporativas y servicios de lujo contribuyen a mantener altos los precios del metro cuadrado en esta área.

Centro Histórico

El centro histórico de Bogotá, incluyendo áreas como La Candelaria y el centro internacional, ha experimentado una revitalización significativa. La combinación de patrimonio cultural, turismo y nuevos desarrollos ha hecho que esta zona sea atractiva tanto para inversores como para residentes. Aunque los precios pueden variar considerablemente, hay una tendencia al alza debido a la creciente demanda y la oferta limitada.

Zona Occidente

El occidente de Bogotá ha visto un crecimiento considerable, especialmente en sectores como Fontibón y Engativá. La mejora en la infraestructura y la llegada de nuevos proyectos comerciales y residenciales han impulsado los precios del metro cuadrado en esta área. Además, la proximidad al aeropuerto El Dorado hace que esta zona sea atractiva para negocios y residentes que viajan frecuentemente.

Sur de Bogotá

El sur de Bogotá, históricamente conocido por tener precios más bajos, está comenzando a ver un cambio. Proyectos de renovación urbana y mejoras en la seguridad y la infraestructura están elevando los precios del metro cuadrado en sectores como Ciudad Bolívar y Bosa. Aunque sigue siendo una opción más asequible comparada con el norte y el centro, el potencial de valorización es significativo.

Perspectivas para el mercado inmobiliario de Bogotá

El futuro del mercado inmobiliario en Bogotá parece prometedor, pero también presenta desafíos. La implementación de proyectos de infraestructura como el metro y la expansión del TransMilenio probablemente continuarán impulsando el crecimiento y la revalorización de áreas específicas. Sin embargo, la inflación y las fluctuaciones económicas pueden afectar la asequibilidad y la demanda.

Innovación y tecnología en el sector inmobiliario

La adopción de nuevas tecnologías está cambiando la manera en que se compra, vende y administra la propiedad inmobiliaria. Las plataformas de bienes raíces en línea, las visitas virtuales y el uso de big data para evaluar el mercado están haciendo que el proceso sea más eficiente y transparente. Esta tendencia hacia la digitalización continuará moldeando el mercado en los próximos años.

Políticas de vivienda asequible del mercado inmobiliario

Las políticas gubernamentales también jugarán un papel crucial en el futuro del mercado. Los programas de vivienda asequible y los subsidios para viviendas de interés social pueden ayudar a equilibrar la oferta y la demanda, haciendo que la vivienda sea accesible para un mayor número de personas. La atención a la vivienda social y la inclusión también será fundamental para asegurar un crecimiento equitativo.

Conclusión

Un conocimiento preciso sobre los precios del metro cuadrado en Bogotá es esencial para cualquier persona involucrada en el mercado inmobiliario, desde compradores y vendedores hasta inversores y desarrolladores. La ciudad ofrece una variedad de opciones, desde lujosas propiedades en el norte hasta oportunidades emergentes en el sur y occidente. Las tendencias actuales y los factores que influyen en el mercado subrayan la complejidad y el dinamismo del sector inmobiliario bogotano. Con el continuo desarrollo urbano, las mejoras en la infraestructura y las políticas gubernamentales, el mercado inmobiliario de Bogotá seguirá evolucionando, ofreciendo nuevas oportunidades y desafíos a todos los interesados en este sector.

Subsidio de vivienda Vis y No Vis: ¿Qué son y cuáles son sus requisitos?

El sueño de tener casa propia siempre ha estado en el imaginario de los colombianos, según un informe de la Universidad del Rosario, “actualmente el 56% de los hogares urbanos es propietario de vivienda, el %36,7 vive en arriendo y el 7,3%restante permanece bajo otro esquema de tenencia, como usufructo u ocupación de hecho”. Con el objetivo de aumentar el número de familias que adquieren vivienda propia, el Gobierno nacional lanzó un programa de 200 mil subsidios, 100 mil Vis y 100 mil No Vis, entre 2020 y 2022.

Ahora bien, ¿qué son estos subsidios y cuáles son los requisitos para ser beneficiario? empecemos:

Subsidio de vivienda Vis

Este subsidio también se conoce como subsidio complementario del distrito porque se entrega a las familias que obtengan el subsidio ‘Mi casa Ya’ del gobierno nacional. El subsidio de vivienda Vis es un beneficio destinado a las familias que reciben ingresos inferiores a 4 SMMLV ($3.634.104) y que estén interesados en comprar una vivienda de interés social.

Para aplicar a este beneficio la familia debe escoger la vivienda que sea de su interés, teniendo en cuenta sus necesidades y economía, posteriormente debe acercarse a la entidad bancaria de su preferencia para solicitar su crédito, a su caja de compensación o al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) pues serán estas entidades las encargadas de verificar las características de las personas que conforman el hogar para aprobar o denegar la asignación del beneficio.

Funcionamiento del subsidio (todos los valores calculados son referentes al año 2021):

Subsidio Complementario del Distrito:

  • A los hogares que tengan ingresos de hasta 2 SMMLV ($1.817.052) el Distrito les entregará un subsidio de 10 SMMLV ($9.085.260) y si tienen ingresos de más de 2 SMMLV y hasta de 4 SMMLV ($3.634.104) el subsidio distrital será hasta de 8 SMMLV ($7.268.208).

Subsidio Complementario del Distrito + Mi Casa Ya:

  • Los hogares que cuenten con ingresos de hasta 2 SMMLV ($1.817.052) se les otorgarán un subsidio de hasta 40 SMMLV -30 de la Nación y 10 del Distrito- lo que se traduce en $36.341.040.
  • Los hogares que cuenten con ingresos superiores a 2 SMMLV ($1.817.052) y hasta 4 SMMLV ($3.634.104) podrán acceder a un subsidio de hasta 28 SMMLV -20 Nación y 8 Distrito- lo que se traduce en $25.438.728.

Subsidio de concurrencia (Complementario del Distrito + Mi Casa Ya + Cajas de Compensación):

  • Los hogares que tengan ingresos de hasta 2 SMMLV ($1.817.052) y cuentan con un subsidio por parte de la Caja de Compensación, podrán sumarlo al del Distrito y la Nación y acceder a un subsidio de vivienda de hasta 60 SMMLV, es decir, de $54.511.560.

Requisitos para que un hogar pueda acceder al subsidio Vis

  • Contar con ingresos mensuales de hasta 4 SMMLV ($3.634.104)
  • No ser propietarios de una vivienda en el territorio nacional.
  • No haber sido beneficiario de las coberturas de tasa de Interés.
  • Buscar acceder a través de operaciones de crédito hipotecario o leasing habitacional, a una Vivienda de Interés Prioritario (VIP) que no exceda los 90 SMMLV ($81.767.340) o de Interés Social (VIS) que no exceda los 150 SMMLV ($136.278.900)
  • No estar reportado en centrales de riesgo.

Entérate porque las viviendas de interés social son un desafío en el país

Subsidio de vivienda No Vis

En el caso del subsidio No Vis, no hay un monto máximo de ingresos, pueden aplicar todas aquellas familias que vayan a adquirir casa propia que no supere el valor tope Vis y que no exceda los 500 SMMLV ($454.263.000).

Los hogares beneficiarios para vivienda No Vis serán subsidiados por el mismo monto, independientemente del valor de la propiedad. Estos hogares recibirán $454.263 mensuales durante los primeros 7 años del crédito, lo que representa un subsidio total de $38.152.092

Por el contrario del subsidio Vis, el No Vis se les entrega a aquellos que ya sean propietarios de una vivienda y quieran financiar su segundo inmueble. Aunque, es importante aclarar que para acceder a este beneficio la vivienda tiene que ser nueva y urbana.

Para postularse, los interesados deben presentar a la entidad bancaria el formato de postulación (lo entrega la entidad bancaria), donde aceptan que conocen los términos de acceso, vigencia y causales de terminación y la solicitud de crédito de vivienda o leasing habitacional. La asignación del subsidio está sujeta a disponibilidad de cupos y se realizará en el momento del desembolso.

Requisitos para que un hogar pueda acceder al subsidio No Vis

  • Todas las familias pueden acceder al subsidio independiente de su nivel de ingresos.
  • Los cupos serán distribuidos para quienes deseen financiar su primera vivienda o que ya sean propietarios de una vivienda en el territorio nacional.
  • Aplica para compra de vivienda nueva urbana, cuyo valor comercial no supere los 500 SMMLV, es decir, $454.263 millones de pesos (valor calculado de acuerdo con el SMMLV de 2020).
  • Es importante tener presente que, si la familia ya fue beneficiaria de un subsidio a la tasa de interés otorgado por el Gobierno Nacional, no podrá acceder a este nuevo subsidio.

El subsidio No Vis se puede perder por las siguientes razones:

  • Que se incurra en mora en el pago de tres (3) cuotas o cánones consecutivos, la cobertura se perderá a partir del día siguiente al vencimiento de la última cuota o canon.
  • Que se realice el pago total anticipado del crédito o del contrato de Leasing Habitacional.
  • Por cesión del crédito por parte del deudor.
  • Por la aceleración del plazo de la obligación según las estipulaciones contractuales.
  • Que se presente cualquier otra causal que establezca el Gobierno Nacional.

Ahora que ya conoces sobre los subsidios Vis y No Vis, tal vez quieras asesorarte con una inmobiliaria e indagar si te conviene o no adquirir vivienda propia por medio de alguno de estos subsidios. Te dejamos las 10 inmobiliarias más confiables en Bogotá y Colombia

¿Qué es coliving y cómo funciona?

El ‘coliving’ es una forma de vivienda que está transformando la experiencia de vivir en un lugar. El concepto se basa en una vivienda que comparten varias personas, con esto logran ahorrar dinero, optimizar recursos y por supuesto es una excelente forma de fortalecer el networking, y es que justamente, el coliving se crea a partir de los coworkings, espacios de trabajo compartidos por personas de distintas profesiones que solo necesitan un portátil, un celular y una buena conexión a internet. Aunque, el coliving no se limita a una socialización exclusiva a nivel profesional.

La idea de coliving surgió en Silicon Valley (California) ante la masiva llegada de jóvenes a trabajar y la poca oferta inmobiliaria que había en la zona. Y es que el coliving está pensado principalmente para los jóvenes, pero no es excluyente con otro tipo de población, el fin básico de esta idea es compartir vivienda y, en algunos casos, ofrecer otros espacios como salas de trabajo o gimnasios.

Compartir experiencias

Hoy en día la prioridad de los jóvenes no es tener una propiedad, “El 36% de las personas entre 15 y 29 años tienen deseos de salir de Colombia” según un estudio realizado por la firma estadounidense Gallup. El coliving entonces, es esa forma de vida que se adapta a lo que busca la población más joven.

Ahora bien, el coliving da la posibilidad de encontrar a personas con intereses y estilos similares, lo que abre la posibilidad de compartir experiencias, y suele suceder que los colivers (como se les conoce a los arrendatarios de colivings) se mueven de un coliving a otro, con el fin de no quedarse en un solo lugar.

Ventajas del coliving

Como ya hemos mencionado antes, ampliar el networking es una de las más grandes ventajas de esta tendencia, pero no es la única. La mayoría de estos espacios cuentan con servicios muy parecidos a los de un hotel, como lo son la limpieza, lavado de sabanas y toallas, y también ofrecen espacios como gimnasios, salas de estar y cafeterías o tiendas.

Además, el sistema que tiene el coliving es justo lo que buscan muchos jóvenes, un lugar donde puedan cambiar de aires y donde no se les presente ningún tipo de atadura. Este tipo de vivienda también se adapta perfecto a la época actual de home office, personas que trabajan desde casa, personas que solo necesitan una buena conexión a internet y que no necesitan asistir presencialmente a una oficina o lugar de trabajo.

El coliving en Colombia

Aunque el concepto es relativamente nuevo en el país, sitios como City U o Livinn han ofrecido estos servicios exclusivamente para estudiantes universitarios desde 2017, su costo va desde $1’000.000 hasta $1’900.000 mensuales. Para aquellos emprendedores, trabajadores y adultos que estén buscando este tipo de vivienda en Colombia, en Medellín, Cali, Cartagena y Bogotá se están planeando proyectos de este estilo, cabe resaltar que en el país el coliving tiene distintas variaciones, puesto que hay edificios que ofrecen las zonas comunes, restaurantes, lavandería y Wi-Fi, pero el apartamento no necesariamente es compartido con otras personas, o simplemente hay otras opciones en donde solo se te arrienda la habitación de un apartamento que cuenta con cocina, servicio de internet y lavadero, pero no cuenta con zonas comunes para compartir con otras personas de otros apartamentos.

De igual forma, el coliving es una tendencia creciente en Colombia, cada vez más es mayor el número de personas que se mudan grandes ciudades, personas que trabajan de manera remota y la necesidad de compartir vivienda será inevitable para abaratar costos en arriendo y en servicios. Para los inversionistas de este tipo de proyectos, el coliving representa una rentabilidad atractiva y puede llegar a ser mejor que el alquiler tradicional, este diferencial lo puede posicionar como una gran oportunidad de negocio.

Auge de centros comerciales en el país

Los centros comerciales que existían anteriormente en el país, eran muy pocos y solo podían encontrarse en las grandes ciudades. Solo eran lugares donde las personas hacían sus compras, pero en la actualidad esto ha cambiado mucho. El auge de centros comerciales en el país ha hecho que cada vez estos lleguen no solo a las principales ciudades y sus alrededores, sino también a las ciudades intermedias.

Actualmente hay más de 200 funcionando en todo el país y hay más de 20 proyectos en construcción en todo el territorio nacional. Su auge se debe a que ya no solo son lugares para ir a hacer compras, sino que se han convertido en lugares donde se reúnen las familias para compartir, donde se puede encontrar una gran variedad de almacenes especializados para cada uno, donde se han podido traer al país una gran cantidad de nuevas marcas, una gran variedad de ofertas gastronómicas en las plazoletas de comidas, entretenimiento de todo tipo en las zonas de juegos, las salas de cine o los gimnasios, espacios para compartir con amigos o con las parejas y un sin número de actividades que cada uno realiza de acuerdo a las épocas del año y sobre temáticas especificas.

Estos cambios han hecho que algunos de los viejos centros comerciales de Bogotá, como Unicentro, Salitre Plaza, Plaza de las Américas y Metrópolis hayan hecho inversiones para renovarse y ampliar sus instalaciones, incluyendo oficinas y plazoletas, escaleras eléctricas, nueva iluminación y cubiertas, terrazas verdes y parqueaderos inteligentes, todo esto de acuerdo a las nuevas tecnologías.

Vea aquí el top de las constructoras más importantes del 2017 en Colombia.

Esta tendencia también se ha replicado en los viejos centros comerciales de otras ciudades. Las inversiones más destacadas son las de Unicentro en Medellín, Cosmocentro en Cali y Parque Caldas en Manizales los cuales también han empezado a realizar renovaciones con el fin de dar nuevas experiencias a sus visitantes.

Según cifras de de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia (Acecolombia) Más de 400.000 metros cuadrados de recintos comerciales serán inaugurados en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena y en las ciudades intermedias Manizales, Popayán, Valledupar, Sincelejo, Ocaña, Soledad, Espinal, Melgar, Fusagasugá y Copacabana.

Cómo va el Metro de Bogotá, a pocos meses de finalizar el año.

El proyecto del metro para Bogotá es uno de los que más han utilizado como bandera de campaña los últimos alcaldes de la ciudad, pero hasta el día de hoy, ninguno de ellos ha pasado de los estudios. Entonces, cómo va el metro de Bogotá, a pocos meses de finalizar el año.

La actual administración Distrital debe tener listos los lineamientos del proyecto para la construcción del Metro en Bogotá antes del 11 de noviembre, para que sean aprobados los recursos por parte de la Nación, para su ejecución.

¿Porque el proyecto para la primera línea del metro debe ser entregado antes de dicha fecha? Esta fecha es en la cual se inician algunas de las restricciones de gasto en la Ley de garantías electorales (Ley 996 de 2005).

Esto quiere decir que si se pasa del 11 de noviembre, ya será el nuevo Presidente electo de Colombia, quien defina que pasara con este presupuesto, pues equivale al 70 por ciento para las obras, lo que de nuevo sería un gran atraso para sacar adelante este proyecto en la ciudad.

La administración del actual Alcalde Enrique Peñalosa, tiene previsto firmar el convenio entre la Nación y el Distrito en octubre, Iniciar la licitación en diciembre y adjudicarlo en junio de 2018, precisamente antes de conocerse quien será el nuevo Presidente.

Más allá de los egos de los últimos Alcaldes de Bogotá, lo que deben tener en cuenta los mandatarios, es que el metro es una obra necesaria para solucionar los problemas tan graves de movilidad que presenta la ciudad, pues aunque TransMilenio ha mejorado mucho su servicio, Bogotá necesita del metro para brindarle una nueva alternativa de transporte a sus ciudadanos y así mismo poder modernizarse.